Mae Lynn Reyes-Rodrí­guez

Resumen

Este número da cierre el volumen 32 correspondiente al año 2021 de la Revista Puertorriqueña de Psicología. El 2021 ha sido un año de muchos retos. Estar todavía inmersos en medio de una pandemia por aproximadamente dos años, a pesar de los adelantos científicos, particularmente con el desarrollo de vacunas efectivas, era impensable para muchos. Esta realidad nos recuerda que, los avances científicos no se traducen automáticamente en cambios reales en la calidad de vida de las comunidades. La nefasta historia de los ensayos clínicos antiéticos con comunidades afroamericanas y latinas, pu-diera ser uno de los múltiples factores que estén contribuyendo a la desconfianza de las personas sobre las vacunas para COVID-19. Sin embargo, la historia también nos recuerda que, la ciencia por sí sola no es suficiente para producir cambios en las prácticas de prevención e intervención en las comunidades. Se requiere un trabajo de educación con transparencia y con el involucramiento de las comunidades para ser más efectivos en traducir la ciencia en acciones concretas.

El acercamiento de imposición utilizado por las agencias gubernamentales ha demostrado crear más resistencia y no atiende las preocupaciones reales que puedan tener las personas en torno a las vacunas y las medidas que se han impuesto para mitigar la pandemia. La ciencia, por sí sola, ha demostrado ser ineficiente para atender la pandemia. Se requiere de un acercamiento comprensivo que atienda los miedos, las preocupaciones y la desinformación que ha permeado durante esta pandemia. La implementación de la ciencia en desconexión de las comunidades no permite que los avances sean traducidos en cambios de conductas, creencias y prácticas que nos adelanten hacia la resolución de un estado pandémico. Los esfuerzos punitivos, más allá de aunar fuerzas, empañan la capacidad que tienen las personas para hacer lo que es correcto para su bienestar y el de las personas que conforman su comunidad. ¿Por qué no apelar a los valores y virtudes de la naturaleza humana para seguir los protocoles de seguridad? ¿Por qué enfocarnos en un estado de represión y no educar sobre lo que podemos hacer y cómo podemos usar las medidas de seguridad para reducir los contagios? La historia nos dice que las pandemias pueden tardar varios años en los que nuestras defensas inmunológicas aprenden a co-existir con el virus. Será importante utilizar estrategias que conecten y resalten con esos valores que buscan y promueven el bienestar personal y colectivo. La ciencia desconectada de las comunidades y de sus prácticas, se enfrenta a la posibilidad de ser una ciencia solo para las personas que practican la ciencia y no para la población general.

##plugins.generic.articleMetricsGraph.articlePageHeading##

##plugins.themes.bootstrap3.article.details##

Keywords
References
Cómo citar
A dos años de una pandemia: Cuando la ciencia no es la única respuesta. (2022). Revista Puertorriqueña De Psicologia, 32(2), 168-170. https://www.repsasppr.net/index.php/reps/article/view/764
Sección
Información Editorial

Cómo citar

A dos años de una pandemia: Cuando la ciencia no es la única respuesta. (2022). Revista Puertorriqueña De Psicologia, 32(2), 168-170. https://www.repsasppr.net/index.php/reps/article/view/764